Noticias

Nuestras Escuelas

0

escuela

Una escuela es un lugar para soñar, soñar con un futuro mejor que está por llegar.

En nuestras escuelas, debemos promover la creatividad entre los alumnos, haciéndolos personas inquietas y con pasión por descubrir lo que les rodea. Para ello podemos utilizar el juego, entendido como herramienta para plantear nuevos retos y desafíos a los más pequeños, siempre teniendo en cuenta sus habilidades y capacidades según la edad.

Los maestros deben sacar lo mejor de cada niño y aumentar su autoestima, para ello hay que darles confianza, dejarles preguntar, expresarse, equivocarse, y recapacitar. Sólo de éste modo tendremos alumnos sin miedos, dispuestos a afrontar y descubrir un mundo desconocido, pero que a su vez les entusiasme e ilusione. Éstos serán niños creativos, capaces de solucionar problemas por ellos mismos.

No debemos olvidar, crear un ambiente excelente en el aula y en la escuela en general, siendo ésta un lugar dónde los más pequeños deseen probar cosas nuevas, pero sin sentirse presionados por los resultados que deben obtener. El juego nos ayudará a promover el trabajo en equipo, nos permitirá que los alumnos puedan expresar sus ideas libremente, y ser conscientes del compromiso con el resto del grupo, para conseguir cualquier objetivo que se propongan.

Como apunta Manu Velasco en su blog, las escuelas de hoy en día, deben huir del “siempre se ha hecho así”, porque sin sueños no hay progreso. Por ello, en una escuela positiva y decidida a crecer, todos los integrantes (maestros, padres, alumnos…) saben es más valioso un pequeño paso de todo el equipo, que un gran paso de un sólo miembro en solitario.

Juega, ríe, crece, comparte… porque es la mejor manera de vivir y disfrutar la escuela.

Estefanía M.F.

Dejar un comentario